Erik el Rojo




El descubridor de Groenlandia


Erik Thorvaldsson nació en el año 950 en el distrito de Jaeren, en Rogaland, lo que es conocido actualmente como Noruega. Es hijo de Thorvald Asvaldsson, que cometió asesinato, por lo que fue exiliado junto a su familia a Islandia donde allí empezaron una nueva vida. El apodo de “el rojo” lo escogería seguramente por el color de su cabello. Durante su juventud Erik estuvo envuelto en diversos altercados y fue acusado en diversas ocasiones por asesinato, por lo que fue desterrado de las tierras islandesas durante tres años.
Archivo:Eric the Red.png
Ilustración de Erik el Rojo en una publicación en el año 1688.
Durante su largo destierro Erik se embarcó en varias expediciones. Una de ellas la realizó junto a su familia en el año 983. En esta expedición viajó hacia el Oeste, allí es donde descubrió y exploró el territorio conocido como Groenlandia. Aunque la cultura popular designa a Erik como el primer descubridor de Groenlandia, en realidad, otros exploradores llegaron al territorio antes que éste, como es el caso de Gunnbjörn Ulfsson, al que los fuertes vientos lo arrastraron por el océano hasta divisar esta masa de tierra a la que él denomino la isla de Gunnbjörn o Gunnbjarnarsker, y a pesar de que Gunnbjörn encontrara la isla, la historia es quien designa a Erik como el descubridor y el primer explorador del territorio de Groenlandia.
Erik el Rojo en su expedición por Groenlandia comenzó rodeando el cabo sur de la isla y navegó a la costa occidental. Con el paso del tiempo alcanzó una parte de la costa que se encontraba libre de hielo y que por tanto era una zona con probabilidades de futuro, un lugar donde poder vivir y crear un legado para el futuro, al igual que Islandia. Erik pasó tres años de su exilio en esta isla, la cual denominó Groenlandia que significa “tierra verde”. El segundo verano que pasó allí exploró toda la línea de costa hasta lugares bastante al norte de la isla.
Ilustración que nos muestra las embarcaciones que utilizaban los vikingos en sus viajes por mar.
Cuando el exilio de Erik terminó, regresó de nuevo a Islandia y trajo con él magnificas historias de la llamada “tierra verde. Erik denomino a la isla de esta manera para poder atraer a un gran número de personas y poder crear varios asentamientos en el territorio. Las grandes historias de Erik atrajeron a un gran número de islandeses, que vieron en Groenlandia la oportunidad de poder empezar una nueva vida en nuevo lugar. La mayoría de personas que se marcharon a la isla eran personas pobres o que habían sufrido las recientes hambrunas.
Tras pasar el invierno en Islandia, Erik volvió a Groenlandia en el verano del año 985, esta vez con un mayor número de colonos que establecieron en la isla los dos primeros asentamientos en la costa suroccidental, en lo que hoy es conocido como Julianhab, lugar donde Erik tenía su granja. Durante los periodos veraniegos los colonos enviaban grandes ejércitos a la zona norte de la isla para explorar el territorio, concretamente a la bahía de Disko, sobre el Círculo Polar Ártico. También enviaban a estos numerosos ejércitos al norte con la intención de conseguir grandes cantidades de alimentos, como era el caso de la carne de foca, cuya piel era utilizada como ropa, también se utilizaba el marfil de los cuernos de morsa, además de poder hacerse con alguna ballena encallada en la costa. En estas exploraciones es muy probable que se encontraran con los Inuit, quienes todavía no habían ocupado la parte oriental de la isla.
En este mapa podemos ver los diversos viajes que realizaron las expediciones de Erik el Rojo.
En el asentamiento de Eystribyggò, Erik construyó su propia hacienda para sí mismo, adquirió para sí el título de “Jefe Principal” de Groenlandia y obtuvo gran respeto y riquezas. El asentamiento que Erik dirigió involucró un total de veinticinco embarcaciones, de las cuales catorce completaron exitosamente la travesía. De las embarcaciones restantes algunas volvieron a Escandinavia y otras desaparecieron en el océano. El asentamiento floreció albergando un total de 3000 habitantes esparcidos por toda la isla, muchos de los colonos llegaron de Islandia, una isla que estaba demasiado poblada. Los colonos que provenían de Islandia, los cuales llegaron en el año 1002, trajeron consigo una epidemia que acabó con un gran número de ciudadanos, entre ellos el propio Erik. La población consiguió superar la epidemia y llegar hasta el siglo XV, pero con el paso del tiempo el ataque de los piratas, los conflictos con los Inuit y el abandono de Noruega , que proveía parte de la población de la isla, hicieron inviable la vida en Groenlandia.
En cuanto a los descendientes de Erik el Rojo fueron cuatro los hijos que tuvo junto a su esposa Theodhild. Entre los cuatro hijos destaca Leif Eriksson. Éste fue un gran explorador que llegó a alcanzar las tierras del norte del continente americano, lo que es conocido actualmente como Canadá y allí se instaló en una efímera colonia. Erik fue un ferviente defensor del paganismo nórdico a diferencia de su hijo Leif y su esposa, quienes construyeron la primera iglesia cristiana en el patio de su granja en América.
Una ilustración que muestra el rostro de uno de los hijos de Erik el Rojo, su hijo Leif Erikson.
Cuenta la leyenda que Leif invitó a su padre Erik a viajar con él a la expedición que llegaría al norte de América, pero Erik se cayó del caballo cuando iba camino a la embarcación. Tomó esto como un mal augurio y decidió no viajar con su hijo. Erik murió el invierno después de la partida de su hijo, debido a la epidemia comentada anteriormente.
 de MR. Democracia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada